aki en barcelona nos vamos a comer los mocos no para de llover