Pues lo dicho en el título, a ver si hay gente por los alerededores de Cáceres para quemar un poco de nitro.

Un saludo.