Vamos a ver te explico lo que hice yo. Si puedo te busco donde lo lei....
Una vez desmontado el rotor, lo que tienes que hacer es limpiarlo bien con alcohol, pasar con cuidadito un alfiler entre las delgas para quitar la roña que queda de las escobillas.
Luego y con cuidadito, le hechas loctite entre las delgas y acto seguido le espolvoreas bicarbonato.
Veras que queda muy irregular, no te preocupes. Pones en un taladro (mejor un taladro electronico que una dremel, porque gira demasiado revolucionada) agarrado por detras el rotor y le pones en funcionamiento para quitar el exceso de bicarbonato y loctite. Con un lima le pasas suavemente hasta que llegues al cobre de las delgas.
Una vez hecho esto te queda el acabado final... son dos pasitos de na. Siguiendo con el taladro en marcha pasas un papel de lija de agua de por lo menos 400 en adelante, lo tienes que pasar de modo que te quede lo mas plano posible, veras como el colector empieza a quedar muy bien. Por ultimo te toca el 'pulido' por asi decirlo. Con el taladro en marcha, yo aplique en el colector pasta de pulir para la dremel y con un disco de pulir de la dremel en la mano, le pasas por el colector sacandole brillo y dejandolo como un espejo. Si no tienes pasta de pulir lo que puedes usar es la una goma de borrar de esas que borran boligrafo y lapiz por le lado aspero (el del boligrafo).
Con esto estas consiguiendo que no haya ningun salto entre las delgas del colector por lo que el paso de las escobillas por el sea suave suave y se gastaran menos, ademas esta tan lisito en su superficie que tampoco ofrece resistencia y apoyan mejor las escobillas dando mejores prestaciones mientras este pulido dure.
Yo por lo menos he revivido el puto motor que me esta dando mas quebraderos de cabeza que todas las cosas. Menos mal que vengo del miniz y aunque poco ya me ha tocado hacer mantenimiento de motores, que sino me cuelgo de un arbol con este motor.