Un fuerte abrazo para todos, acabo hace un ratito de llegar a casa, no veo mucho con el ojo muy bonito de color morado y el casquete en blanco haciendo contraste, no puedo poner las gafas y de cerca no veo con claridad, pero lo suficiente para agradeceros a todos en general vuestra atención y preocupación que durante muchas horas os he causado, espero me sepais disculpar, no voy a personalizar el comportamiento pero os llevo a todos, todos, en la retina a pesar del daño que estaba sufriendo, me estoy recuperando satisfactoriamente por medio de vuestra fuerza, y yá es el momento de pensar en la siguiente carrera si Dios quiere, nos vemos en Toledo, os quiero, Domiciano