Si Dios quiere y los vientos son favorables ( y si mi mujer tambien lo es y me deja, ) ire. Estoy empeñado en demostrar que con un coche fuera de punto y fuera de todo se puede llegar a la final (el dia que permitan 30 coches en la final claro). O sea, que si. Ademas tendre que ir el sabado por alli a ver si consigo que mi jodio embrague deje avanzar al coche.

Un saludo.