Si tienes ganas de quemar un poco de adrenalina, lo mejor es buscarte un buen circuito donde poder dar gas a fondo y olvidarse durante un rato de los quebraderos de cabeza del día a día.
Para eso el Axial Wraith es una muy buena opción.