Bueno yo como aficionado al slot y al rc, disiento de lo que estais diciendo del slot, de que aqui se esconden preparaciones y se esconden trucos... No es asi, si quereis os podeis pasar por el foro de Slot adictos http://miarroba.com/foros/ver.php?id=21954 en el cual se puede aprender mucho no muchisimo.

Ahora con el permiso de PI-Madrid, un usuario del foro que os e comentado algo, hizo un articulo buenisimo, y me gustaria ponerlo aqui para que veais que hay gente que si comparte su sabiduria en esto del slot...

Decorar el circuito puede ser bastante sencillo:

1- Rocas, montañas, etc.:

Coges porespan (vamos, corcho blanco de ese que hay en cualquier embalaje), lo haces trozos y los pegas con cola blanca (de carpintero) unos encima de otros de forma irregular y a continuación las unes con una pasta para modelar, yo uso DASpronto, pero hay otra más baratas todavía (en cualquier caso no es caro), luego coges una pintura negra cualquiera, mate es mejor, una de esas de Bruger te vale, y le echas al bote de pintura un puñado de tierra fina, tierra para gatos, tierra fina de la que venden para decoración de maquetas ferroviarias o en tiendas Warhammer, o tierra de obra (de río) de la más fina que encuentres, lo mezclas bien y con esto tienes un estucado barato, pintas con una brocha amplia y te queda roca texturada, el siguiente paso es pintar al "pincel seco", es decir, con un pincel apropiado para el tamaño a pintar (si es una superficie grande una brocha plana irá bien), y con la pintura que desees (marrón o gris para imitar a las rocas) mojas el pincel y a continuación lo "secas" en un trozo de papel de cocina o similar eliminando casi toda la pintura, y lo pasas suavemente por las rocas, veras que si lo haces bien, la pintura se queda en las partes más exteriores y en lo más interior se queda más oscuro (sombras)... podrás repetir el "pincel seco" tantas veces como quieras, cada vez con la pintura más clara (lo más sencillo es añadiendo blanco a la mezcla) y siendo más suave y delicado el pincel seco (iluminar).

El resultado te sorprenderá por lo fácil que resulta conseguir unos buenos resultados, si le añades zonas con musgo (natural o artificial), tierra y algunos arbustos (cerdas de un pincel viejo) la añadirás aún más realismo... aprovecha esta técnica para construir un emocionante tunel en un segundo nivel en tu pista y ¡alucinarás!

2.- Césped, plantas y arbustos

Lo más fácil es comprar cesped electroestático en cualquier tienda de modelismo o warhammer, hay varios tipos y tonalidades y se aplica de forma sencillísima... rebajas cola blanca con agua y extiendes la mezcla por la zona que desees "plantar", a continuación espolvoreas el cesped electroestático y este se adhiere, si puedes dar la vuelta a la zona para que caiga el exceso (lo recoges que hno hay que desperdiciar nada), si quieres afinar más puedes intentar levantar el cesped soplando ligeramente poniendote al nivel de la maqueta o cargando de electricidad un peine de carey o similar (ya sabeis, frotando en el jersey o como sea) y lo pasais muy cerca del cesped (de ahí lo de electroestático, se levanta y el efecto mejora considerablemente), repite este paso tantas veces como desees.

El caso es que así te queda una bonita pradera, que va muy bien para un circuito de velocidad en el que se supone que se arreglan estas praderas como si en un parque o jardín, pero no va bien para un rally... en este caso hay que hacer una superficie irregular con DASpronto, trozos de corcho, o lo que se te ocurra, luego cubres de la mezcla de cola y agua y espolvoreas, pero de forma irregular el cesped, también espolvoreas tierra fina, y el cesped lo pintas con pincel seco y pintura amarillenta, más bien color crema (to uso "hueso deslucido" de Citadel, la marca de pinturas par Warhammer), par "quemar" el cesped, verás que real queda, esto lo haces por zonas. Luego añades plantas como arbustos hechos con cerdas de algún pincel viejo, cosa que te encuentres por la calle y que te parezca que puedan quedar bien como trozos de ramas que parezcan viejops árboles caidos y piedrecitas que parezcan rocas o grandes piedras.

¡Ojo!, yo siempre pinto estos elementos utilizando la técnica descrita para las rocas, ya que el mezclar en la misma maqueta zonas pintadas y elementos reales no siempre da buen resultado, tu mismo.
Por otro lado existen numerosos árboles, plantas, arbustos, etc que se comercializan en estas tiendas, aunque me parecen bastnates caros, si la maqueta te está quedando chula, puedes rematarla con algunos de estos elementos y a vacialrle a los colegas... Verlinden y otras marcas comercializan unos fotogrbados de alucine de arbustosm trepadoras y hojas para árboles que se utilizan por los "superpofesionalessss" del modelismo y que son la rehostia... tela nivel.

3.-Gravilla.

Fundamental, para añadir realismo a la maqueta está genial utilizar gravilla a los lados de la "carretera". Al igual que el césped, se comercializa en bolsitas en cualquier tienda de modelismo y hay de varios grosores y colores... escoges la que más se amolde a lo que tienes pensado y con la cola rebajada (la de carpintero, jodio) lo pegas a ambos lados de la pista y a darle caña al mono, que es de goma.
Esto es un rollo de la leche, si quieres más, pregunta que me estoy dejando los dedos en el teclado. Por ejemplo, agua... no sé, un lagito, charcos de agua sucia, un pequeño torrente que baja en cascada por tu montañita... las posibilidades son infinitas y el límite está más en tu imaginación que en tu habilidad.

P.D.: Yo siempre utilizo pinturas acrílicas (se limpian con agua), normalmente de las marcas Citadel, Vallejo, Andrea y Model Color. Jamás he hecho una maqueta de Scalextric, pero llevo años pintando miniaturas (warhammer y 54 mm, entre otras) y hace mucho que construyo dioramas, por lo que me permito extrapolar estas técnicas a las maqueta para slot.


4.- Colinas

Esta vez le toca a las colinas.
La verdad es que son realmente fáciles de hacer.... con porespan (o como **** se diga, corcho blanco), corcho normal, cartón grueso (ojo, que se deforma al humedecerlo), o cualquier cosa que se os ocurra se puede hacer facilmente (este material no debe ser muy grueso, 1 cm. o algo así esta bien)

Cortamos en la forma deseada, pseudocircular, ovalada, forma de riñon, la que queramos (no muy regular, que da el cante a "prefabricado", la superficie mayor de la colina, es decir, la parte más baja... a continuación cortamos con una forma similar (pero no exacta) otro de menor superficie, es decir, más pequeño. El tamaño dependerá de la inclinación que queramos darle a la colina... cuanta menos diferencia haya entre los diferentes "cortes" mayor será la inclinación y viceversa. Repetimos esta operación hasta que estemos satisfechos con la forma obtenida. Pegamos todas estas partes con cola blanca.

Una vez terminado el "esqueleto" de la colina, vemos si deseamos modificarla de alguna forma, por ejemplo si su forma es demasiado regular, podemos gacer que una zona tenga algo más de "acantilado", es sencillo, con un cutter cortamos lo que nos plazca, aunque hay un sistema que queda cantidad de chulo y que es darle calor (soldador, destornillador previamente calentado a mechero, el mismo mechero... cuidado, que nadie monte un incendio, el tema no es quemar el porespan, sino derretirlo). El aspecto puede ser muy real, y si hacemos esto no olvidaremos poner más tarde algunas piedras y arena gruesa simulando el derrumbe de la zona.

Una vez que la forma se acerca a la que deseamos, cogemos la masilla (DASpronto o similar, en general cualquier pasta de modelar, las infantiles van bien) y con ella suavizamos la colina, lo hacemos de forma irregular, imitando la naturaleza. Es aconsejable cubrir totalmente la colina con masilla, ya que el porespan no admite cualquier pintura, las acrílicas no agarran bien y otras pinturas lo deshacen (aunque esto puede ser un beneficio si lo sabemos aprovechar, a veces, utilizo una pintura en spray para imprimación que venden en las tiendas de Warhammer y de modelilsmo en color blanco o negro y que utilizada directamente sobre algunas zonas del porespan y con mucho cuidado, lo deshacen lo suficiente para ganar aspecto terroso, desgastado por las lluvias torrenciales, etc.).

La forma de nuestra colina está totalmente definida, y es el momento de decorarla... la técnica es la utilizada en anteriores "entregas" de esta serie, je, je, je. Pero básicamente, lo mejor es decorarla con las piedras, gravas y arenas que enontremos por la calle (la arena de obras de buenos resultados para simular grava gruesa e irregular y es bastante fácil encontrarla en cualquier obra... a nadie le va a molestar que cojas un puñado... o dos), trozitos de ramas, algo de musgo o pequeñas flores secas "mangadas" de un centro floral que ande por casa (cuidado que las madres se cabrean si te pillan, je, je, je, a mi me pilló mi mujer porque el ramo estaba cada vez más escaso, glup), etc.
Por supuesto lo pegamos todo con cola blanca y dejamos secar tanto la masilla con la cola... blanca.

Lo pintamos todo de negro, para mí lo mejor es una imprimación (agarrra muy bien) en spray, pero vale cualquier pintura negra, pintamos todo, todo y todo, incluyendo las ramas que simulan troncos y las piedras, arenas, etc.
Dejamos secar y pintamos las zonas que vayamos a "plantar" con cesped electroestático con un verde apropiado (ojo, ya estamos con pinturas acrílilcas, o sea, al agua), esto se hace para que el cespéd quede mucho mejor. y utilizamos el pincel seco en las rocas y troncos de árboles. El color dependerá de nuestros gustos, pero lo normal es utilizar tonos grisaceos para las rocas (también pueden ir bien tonos tierras, como marrones, ocres y rojizos) y tonos marrones para las maderas (desde uno oscuro, hasta uno claro, pasando por tantos tonos intermedios como os parezca bien... normalmente con el negro de la base, un marrón oscuro, uno medio y uno claro en sucesivos "pinceles secos" el efecto os sorprenderá por lo realista y sencillo).

El pincel seco siempre será de los tonos oscuros a los claros y cada subida de tono (color más claro) se secará más el pincel. Respecto a esto, hasta cogerle el tranquillo, lo mejor es secar mucho el pincel en el papel de cocina o trapo viejo, descargándolo casi totalmente de pintura, porque al frotar el objeto que estamos pintando , las párticulas de pintura que quedan en el pincel se depositan en las zonas más altas de los relieves (las sombras, en las zonas más baja de los relieves se crean automáticamente, ya están hechas con el negro, lo que nosotros vamos sacando es la luz, es decir, iluminamos), digo lo de descargar mucho el pincel, porque siempre será más fácil repetir esta tarea cuantas veces sea necesario si nos estamos quedando cortos, que arreglar un posible exceso por dejar el pincel demasiado "cargado" es decir, "poco seco".
En cualquier caso, y poniendo como ejemplo una ramita que simula un tronco caido, este estará imprimado en negro, aplicaremos un pincel seco de marrón oscuro y seremos reiterarivos en su aplicación, hasta que las zonas de negro estén bastante suavizadas y mezcladas con el marrón oscuro, esto que tenemos entre manos son las sombras. A continuación pintamos con un marrón medio, denominado tono base porque es color que predominará, porque el ojo calculará automaticamente una media de tonos dándonos ese color con el que pintamos algo con colores planos (por ejemplo cuando somo niños... ¿alguien se acuerda, panda de carrozas), un árbol marrón, una montaña tierra, una pradera verde, etc.

Pintamos con el tono base, un marrón medio en este ejemplo, con pincel seco y veremos como pasada tras pasada (recuerdo que el pincel seco se frota sobre la superficie, sin forzar, con la punta del pincel, que debería ser plano o redondo pero ancho y sin "punta", el objeto inanimado cobra vida según lo vamos iluminando, el aspecto ha mejorado y tenemos un árbol con su tono base y sus sombras... nos faltan las luces, es decir, las partes más iluminadas, las más exteriores, por el efecto de la fuente luminosa que se presupone que es el sol, lo más normal, y lo adecuado para empezar, es utilizar lo que se denomina un "esquema de luz general" o "luz ambiental", algo así como un día nublado pero luminoso... ¿cogeis la idea?... hay esquemas más especializados como el de "luz cenital", pero son más sofisticados y requieren un estudio de luces y sombras más complejo ya que se simula una fuente de luz equivalente a la del sol en su punto más alto, es decir, mediodía. Si alguien está interesado se lo puedo explicar, pero para el tema que nos ocupa, el "esquema de luz general" nos irá muy bien.
Cogemos un tono más claro de marrón, os recuerdo que no es necesario tener una amplía gama de colores, ya que con un marrón, el negro y el blanco, podremos obtener los tonos necesarios mezclándolos, sigo que me he perdido... ¡Ah, si!, con el tono más claro de marrón, damos un pincel seco, el más liegero de todos y muy sutil, para sacar luces en las partes más sobresalientes del objeto que estamos pintando y si todo ha ido bien, estoy seguro de ello, nos encontraremos conun tronco de árbol muy real, acorde con el resto de lo que estamos preparando para nuestra maqueta (de ahí que no sea aconsejable dejar los objetos recogidos de la naturaleza tal y como son, es mejor pintarlos para homogeneizar el conjunto).
Podemos añadir un tono aún más claro, lo que se denomina "altas luces" y que será un marrón, muy claro, cercano al blanco puro (algo así como un tono crema), este será muy ligero, casi imperceptible.

CORRECIONES:

Si nos hemos pasado con el pincel seco y el resultado del conjunto es demasiado claro, no nos parece real y las sombras brillan por su asencia, procederemos a utilizar la técnica de la aguada, procedimiento inverso al del pincel seco. Consiste en mezclar pintura negra o una mezcla bastante oscura de marrón y negro muy diluidos en agua, prácticamente agua sucia, y la plicaremos generosamente en la totalidad de la pieza, de forma que el agua se ·escurr· o desliza sobre toda su superfice depositándose en los recovecos y zonas bajas de los relieves del objeto. Daremos tantas aguadas como sea necesario, pero es improtante dejar secar para ver el aspecto real, ya que lo que inicialmente parece satisfactorio, cuando el agua se evapora puede quedarnos con aspecto sucio (demasiada agua) o demasiado oscuro (poca agua)... esta técnica, que es bastante sencilla, la mejor, y creo que la única, forma de controlarla es la práctica. Luego podemos repetir un pincel seco para resaltar las luces que hayan podido quedar demasiado oscuras.

A continuación, suponiendo ya pintados los troncos,piedras, vallas, mojones o lo que se nos haya pasado por la cabeza como decoración de nuestra colina, "pintamos" con cola blanca de carpintero diluida en agua la zona en la que vamos a espolvorear el césped electroestático y/o la arena más fian que hayamos podido encontrar, siguiendo los pasos de anterires entregas de esta "telenovela sudamericana".
No olvidemos incluir zonas arbustivas (recordad las sencillas plantas con cerdas de pincel viejo), que tendremos pintadas, bien de negro en la imprimación de la totalidad del diorama, o es posible que los hayamos añadido posteiormente para mejorar un aspecto algo pobre de nuestra idea inicial (ojo, que el exceso suele llevar a la horterada poco real, no os paseis). En este caso pintaremos el arbusto, por ejemplo, con negro o un tono oscuro de verde y le aplicaremos sucesivos pinceles secos en tonos más claros... siempre utilizaremos diferentes mezclas de verdes alternándolo entre diferentes "especies" vegetales par aumentar el realismo, pero una vez más no nos pasaremos para no dañar la uniformidad del conjunto.

DETALLES FINALES:

Añadir un árbolito, ya sea comprado (buenos resultados asegurados) o hecho artesanalmente (puede quedar bien y es más barato), en la colina (nunca totalmente centrado) y en la zona más alta resalta la maqueta, si puedes conseguir una figura humana adecuada en escala que esté sentada leyendo el periódico debajo del árbol, o apoyado en el mientras disfruta de la carrera, será eñ "toque mágico".
Recuerda también que una piedra cualquiera de la calle, será una perfecta roca para romper cualquier signo de monotonía en la decoración.

El conjunto debería barnizarse, con un barniz transparente y mate (para mi gusto personal), como mucho satinado, pero jamás brillante, que nos daría un aspecto plasticoso horrible. El barniz fijará el cespéd , florecillas, arbustos y arenas, y es prácticamente imprescindible. Mi consejo es aplicar al menos tres capas de este barniz en spray (yo utilizo el de la marca Citadel, fácil de localizar en las tiendas Warhammer de Games Work Shop y en tiendas de modelismo, algunas jugueterías, etc).

Si en nuestra maqueta hay alguna zona que deba ser brillante (lagos, lagunas, charcos, etc,), aplicaremos aposteriori un barniz brillante a pincel, capa generosa y si al dar el barniz mate hemos podido preservar esta zona con un trozo de cartón o similar, mejor que mejor.
Quemar el cesped o parte de él y algunos arbustos con un pincel seco de un tono crema o marfil, es una idea muy acertada para ganar en realismo, pero para realizar esto, lo mejor es haber barnizado previamente la maqueta para que el césped electroestático y los arbustos no se vayan al frotar el pincel y ofrezcan mayor resitencia. Este último pincel seco no es necesario barnizarlo.

Una cosa más, el "defecto" más habitual en la gente que empieza a realizar ambientación o escenografía, es contentarse con lo que tiene en un punto intermedio, es decir, le gusta como queda y no se atreve a dar el paso siguiente "por si la caga", hay que luchar contra esta tentación y seguir con los posteriores pasos aún a riesgo de estropear lo realizado (cosa dificil, porque casi todo tiene arreglo en modelismo). Otro defecto habitual es la exageración, rallando lo hortera, aunque es tu maqueta y haces lo que te sale de los coj...., que para gustos están los colores.