pobres coches
solo imaginar que vas dentro.......se me hiela la sangre

un saludo